LuminariasTV – Noticias, Espectáculos, Farándula

Farándula

Educadora sexual condena actitud del reverendo contra Arianna Grande

SANTO DOMINGO.- La Educadora sexual, Elaine Féliz, también condena la actitud del reverendo Charles Ellis III, durante los actos fúnebres de Aretha Franklin, al tocar de manera inapropiada a la cantante Ariana Grande.

Féliz,  compartió el vídeo que ha circulado en las redes sociales, catalogando la acción como un “abuso sexual” en el que las mujeres están programadas para verlo como algo normal, cuando no lo es.

Así mismo, condenó la actitud tomada por un medio de comunicación, donde la primera crítica surgió por el vestido de la actriz que consideraron “inapropiado” para la ocasión, “en vez de pensar que el problema no es el vestido ni lo que lleve puesto la víctima de ese enfermo, el problema está en su mente y cómo ve el cuerpo de las mujeres.”

«El sistema programa a las mujeres para ser educadas, para sonreír aunque se sientan incómodas, para ser buenas anfitrionas, y eso significa no ser violentas, significa sonreír para suavizar las cosas, para no hacer un “show”.

LO QUE DIJO:

Esta escena no necesita que expliquemos con manzanas lo incómoda que se nota @arianagrande con el abuso sexual del que fue víctima, durante la ceremonia en memoria de Aretha Franklin. Su lenguaje corporal lo dice todo.

El problema es que nos programan para normalizar el abuso y me apena tanto ver comentarios de mujeres justificando el abuso, en la publicación del video que hizo @despiertamerica en la que acusan a Ariana de usar el vestido “inapropiado”, en vez de pensar que el problema no es el vestido ni lo que lleve puesto la víctima de ese enfermo, el problema está en su mente y cómo ve el cuerpo de las mujeres.

Es penoso cómo nos programan para enfocarnos en la reacción de la víctima en un ataque sexual evidente, como una manera de confirmar lo que ya se sabe. Una pena porque la volvemos a atacar. El sistema programa a las mujeres para ser educadas, para sonreír aunque se sientan incómodas, para ser buenas anfitrionas, y eso significa no ser violentas, significa sonreír para suavizar las cosas, para no hacer un “show”.

Precisamente por eso, una de las reacciones esperadas en los casos de abuso sexual es inmovilizarse de manera involuntaria por la conmoción, o reírse de manera nerviosa, ya que el cuerpo y la mente reaccionan así para protegerse, NO porque a la víctima le gusta o quería ser abusada, como mucha gente piensa.

Aún así la víctima tiene que enfrentarse a las críticas y al cuestionario público por su incapacidad para resistirse y tiene que explicar cada una de las decisiones que tomó antes, durante y después de su calvario. Cosa que no sucede cuando es víctima de un ataque terrorista, o de un accidente. Es que necesitamos seguir #HackiandoElSistema porque lo peor es que muchas de esas críticas y esa duda viene de otras mujeres 🤦🏻‍♀️🤒#HackiemosElSistema #Reflexiones

View this post on Instagram

Esta escena no necesita que expliquemos con manzanas lo incómoda que se nota @arianagrande con el abuso sexual (NO acoso) del que fue víctima, durante la ceremonia en memoria de Aretha Franklin. Su lenguaje corporal lo dice todo. El problema es que nos programan para normalizar el abuso, para entender que para que sea abuso sexual debe haber penetración o violencia y NO es así. El abuso sexual es cualquier tipo de conducta sexual o contacto donde el consentimiento no es dado libremente, y se consigue a través de fuerza, intimidación, violencia, coerción, manipulación, amenaza, engaño o abuso de autoridad; y me apena tanto ver comentarios de mujeres justificándolo en la publicación del video que hizo @despiertamerica, en la que estas acusan a Ariana de usar un vestido “inapropiado”, en vez de pensar que el problema no es el vestido ni lo que lleve puesto la víctima de ese enfermo; el problema está en su mente y cómo ve el cuerpo de las mujeres. Es penoso cómo nos programan para enfocarnos en la reacción de la víctima en un ataque sexual evidente, como una manera de confirmar lo que ya se sabe. Una pena, porque la volvemos a atacar. El sistema programa a las mujeres para ser educadas, para sonreír aunque se sientan incómodas, para ser buenas anfitrionas, y eso significa no ser violentas, significa sonreír para suavizar las cosas, para no hacer un “show”. Precisamente por eso, una de las reacciones esperadas en los casos de abuso sexual es inmovilizarse de manera involuntaria por la conmoción, o reírse de manera nerviosa, ya que el cuerpo y la mente reaccionan así para protegerse, NO porque a la víctima le gusta o quería ser abusada, como mucha gente piensa. Aún así, la víctima tiene que enfrentarse a las críticas y al cuestionario público por su incapacidad para resistirse, y tiene que explicar cada una de las decisiones que tomó antes, durante y después de su calvario. Cosa que no sucede cuando es víctima de un ataque terrorista, o de un accidente. Es que necesitamos seguir hackeando el sistema, porque lo peor es que muchas de esas críticas y esa duda viene de otras mujeres 🤦🏻‍♀️ #HackiemosElSistema #Reflexiones

A post shared by Elaine Féliz (@elainefeliz1) on

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS POPULAR

To Top