Fiscalía de Barcelona acusa a Shakira de seis delitos fiscales

Todo se ha complicado para la cantante colombiana Shakira. Y es que la fiscalía de Barcelona presentó una formal querella en su contra por fraude fiscal. Donde es acusado de simular vivir en Bahama para evadir los impuestos en España.

La fiscalía atribuye a Shakira seis delitos de fraude fiscal cometidos entre 2012 y 2014. La querella también se dirige contra un abogado con domicilio en Nueva York que ayudó a la artista a crear un “entramado societario” para defraudar. La artista utilizó empresas en paraísos fiscales para “ocultar” sus ingresos a Hacienda, según el escrito de la fiscal, que pide su declaración como investigada y que preste una fianza de 19,4 millones de euros. Según informa el periódico español El País.

Según las pruebas presentadas por el Ministerio Público, desde 2012 Shakira “vivía en España de manera habitual”, primero en Barcelona y más tarde en una casa que compró en Esplugues y que “pasó a constituir el domicilio familiar” de Shakira y Gerard Piqué.

Las estancias fuera de España “lo fueron a diferentes países por motivos profesionales”, con una “duración corta”. Con una excepción, recoge la querella: la participación en el programa The Voice, de Estados Unidos. Shakira “permaneció de manera efectiva en España” la mayoría de los días del año.

Sin embargo, los abogados de la colombiana insisten   “en multitud de ocasiones” en que tenía la residencia fiscal en Bahamas, donde muchos años antes había comprado una casa con su expareja Antonio de la Rúa.

La fiscalía lo desmiente y señala que, entre 2012 y 2014, “no estuvo ningún día de presencia física” en Bahamas.

La conclusión es que la cantante “tenía la obligación” de pagar impuestos en España “por la totalidad de su renta mundial”, tanto en IRPF como en el impuesto sobre el patrimonio.