Un juez dictó prisión preventiva contra la presentadora el pasado 11 de agosto, como medida cautelar ante un posible riesgo de fuga. Bozzo tenía que ingresar voluntariamente en la cárcel de Santiaguito, en Almoloya de Juárez (Estado de México), en un plazo de 48 horas, pero nunca se presentó.

El 13 de agosto el magistrado ordenó su detención. El equipo legal de Bozzo solicitó un recurso de amparo para evitar el internamiento en el penal, argumentando que la conductora televisiva sufría problemas de salud pulmonares.

El 31 de agosto, Juan Miguel Ortiz Marmolejo, juez Noveno de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en Edomex, rechazó la solicitud. Ortiz Marmolejo reveló que Bozzo no se presentó al juzgado en persona a entregar su pasaporte, por lo que no se le podía conceder la medida, según recogió el periódico Milenio.

Bozzo, de 69 años, ganó fama a finales de los años noventa por conducir polémicos programas del tipo ‘talk show’ que eran emitidos en varios países de América Latina y en donde tocaba diversas problemáticas sociales.

Posteriormente la conductora llegó a México en donde transmitió programas similares en las dos principales cadenas del país, TV Azteca y Televisa.

Sin embargo, su estancia en el país fue polémica. En 2013 fue duramente criticada por utilizar un helicóptero oficial para realizar un programa en el sureño estado de Guerrero tras el paso de un huracán.

Apenas el 21 de septiembre, la prensa mexicana informó que la cantante Gloria Trevi enfrenta también una investigación en México por presunta evasión de impuestos y lavado de dinero.