Omega podría regresar a los tribunales y no por violencia de género

SANTO DOMINGO, RD: Tras su salida de la cárcel a finales del mes de diciembre del 2018, el mambero Omega ha sido blanco de noticias día tras día, desde sus ensayos, regreso a los escenarios, destilando amor con su pareja, fue a recibir terapia conductual y ahora porque uno de sus músico lo está demandando.

Se trata de su ex pianista Omix Solano, que fue despedido el día después del fuerte salir de prisión, supuestamente porque estuvo tocando con Mark B, mientras estuvo privado de libertad.

Solano exige el pago de fiestas no remuneradas, ya que ha trabajado con él por más de 8 años.

Según Solano, ni siquiera le explicaron el porque del despido.

Solano, ni corto ni perezoso fue al Ministerio de Trabajo y según dijo mediante una vídeo llamada al portal web “En Segundo” con José Peguero, le ha interpuesto una demanda para que se le pague la suma de un millón 290 mil pesos por prestaciones laborales y trabajos realizados sin pagar.